Entrenamiento para aumentar la fuerza

Por Facundo Sánchez

 

¿POR QUÉ REALIZAR ENTRENAMIENTO PARA AUMENTAR LA FUERZA?

Muchos entrenadores no creen que el entrenamiento para aumentar la fuerza sea
importante para los jugadores de fútbol. Después de todo, razonan, el aumento de los
músculos y la potencia producida por el entrenamiento con pesas no son específicos
del juego del fútbol.
Sin embargo, la fuerza y el entrenamiento con pesas son importantes para los jugadores de fútbol. Los elementos básicos de la velocidad, el movimiento y la resistencia son todas funciones de la fuerza muscular. Según el Consejo Presidencial de Estado Físico y Deportes, las mejoras en resistencia muscular total, en los elementos de capacidad motora,y en las capacidades atléticas están asociadas con la fuerza muscular del individuo.
Por lo tanto, el desarrollo de la fuerza puede considerarse no sólo como una necesidad del estado físico, sino fundamental para la naturaleza física total.
El entrenamiento para aumentar la fuerza en el fútbol tiene, en general, dos objetivos:uno, mejorar la fuerza total del atleta; y dos, desarrollar el equilibrio muscular y prevenir lesiones. Aunque la mayoría de los entrenadores comprenden el valor de tal acondicionamiento,muchos aún no comprenden en su totalidad el proceso por el cual la fuerza y el entrenamiento con pesas contribuyen específicamente al desempeño en el fútbol.

ENTRENAMIENTO CON PESAS Y DESARROLLO DE LOS MÚSCULOS
A primera vista, el entrenamiento con pesas parece contradecir los requisitos de los deportes aeróbicos. El entrenamiento con pesas agranda las células musculares, incrementándolas en tamaño y fuerza. Sin embargo, la cantidad de mitocondria no aumenta.
La mitocondria consiste en pequeñísimas estructuras dentro de las células que son las
responsables del metabolismo aeróbico, el proceso por el cual el oxígeno y la comida
son transformados en energía (ATP). Debido a que el fútbol depende de la energía
aeróbica y a la optimización de la densidad mitocondríaca, el entrenamiento con pesas
parecería entrar en conflicto con los principios del acondicionamiento aeróbico.
Sin embargo, el proceso por el cual el entrenamiento con pesas contribuye al desempeño en el fútbol es más complejo que el efecto que causa en la mitocondria. Veamos cómo el entrenamiento con pesas afecta en realidad a los músculos y a otros tejidos blandos.
• En primer lugar, el entrenamiento con pesas fortalece los tejidos conectivos de los
músculos, fascia, tendones y ligamentos. El entrenamiento con pesas estimula la
producción de colágeno, una sustancia que constituye la mayor parte del tejido
conectivo. Un mayor colágeno en los músculos disminuye el riesgo de sufrir
torceduras de músculos, tendones y ligamentos.
• En segundo lugar, el desempeño atlético a menudo se encuentra limitado por
el debilitamiento de los músculos y por la falta de equilibrio. Los movimientos
repetitivos tienden a crear una fuerza desequilibrada. Cuando músculos opuestos
tienen grandes diferencias en su fuerza, el músculo más débil se encuentra propenso
a sufrir lesiones. Ese desequilibrio muscular es una causa frecuente de lesiones. Por
ejemplo, generalmente los jugadores tienen mucha más fuerza en los cuadriceps que
en el tendón de la corva. No es de sorprender, entonces, que las torceduras en el
tendón de la corva y los problemas de rodilla estén entre las lesiones más frecuentes
que se sufren corriendo. El entrenamiento con pesas es una forma excelente de abordar
los desequilibrios musculares. Se puede centrar directamente en los músculos que
han sido descuidados. El aislamiento de músculos específicos fortalece áreas débiles
y disminuye el riesgo de sufrir lesiones.
• En tercer lugar, la carrera que se realiza en el fútbol requiere de un importante nivel de energía anaeróbica.
• La energía anaeróbica está directamente relacionada con la fuerza muscular.
Cuando un músculo es forzado a trabajar por sobre su umbral anaeróbico, el ácido
láctico se acumula y el desempeño se ve disminuido. Obviamente, un músculo con
mayor fuerza puede responder mejor a desafíos de carrera sin crear ácido láctico en
exceso.
• El entrenamiento para desarrollar fuerza mejora la capacidad del atleta de
producir energía anaeróbica y de correr rápido. Los jugadores de fútbol deben ser
capaces de correr rápido.

Escribir comentario

Comentarios: 0